Conservación preventiva: significado y alcances para museos, bibliotecas y archivos escolares

Asociación de Bibliotecarios de Córdoba (A.B.C.)

Capacitación garancelada

Modalidad: presencial

Organizado por: Asociación Bibliotecarios de Córdoba (ABC)

Fecha: 17 y 18 de marzo de 2022

Lugar:  Córdoba, Argentina

Click aquí para dirigirse al sitio web

Más información:

El presente Curso Taller pretende dar las pautas básicas para desarrollar políticas de preservación institucional que conserven adecuadamente estos grupos documentales y prevenir su deterioro a corto plazo.
Muchos archivos, bibliotecas y Museos custodian una gran parte de nuestro patrimonio como documentos, libros y obra gráfica de gran importancia, tanto por su valor histórico-artístico como por ser testigos de nuestra historia y memoria viva de nuestro pasado.

El soporte de muchos de estos documentos y libros es frágil y delicado. Todos nosotros hemos comprobado alguna vez como por ignorancia o por descuido una parte de ese patrimonio se ha perdido sin remedio.
Su conservación en adecuadas condiciones exige un buen conocimiento de los elementos que lo constituyen, su naturaleza y estructura, las diversas causas existentes de deterioro y su control. Estos conocimientos implican también analizar las condiciones de los depósitos y locales, y el estado de los libros o documentos y proporciona la posibilidad de establecer medidas preventivas para frenar o evitar deterioros importantes. Una causa de desperfectos es el tratamiento inadecuado para el montaje de exposiciones de libros y documentos.

El bibliotecario, archivero y Museólogo o persona que esté a cargo de estas Unidades de Información, deben controlar, y exigir cuando realiza un préstamo a otra institución, unos determinados niveles ambientales, condiciones de transporte, manipulación y exhibición. Otras causas de destrucción son los desastres naturales como incendios o inundaciones, que ponen en grave peligro a los libros y documentos.

Las medidas a tomar en estos casos, siguiendo un plan de actuación previamente establecido, pueden estabilizar y recuperar los materiales dañados, e incluso salvar la totalidad de los fondos de un archivo, biblioteca y Museo. Por último, los conocimientos de la historia y evolución de los materiales que sirven de soporte al documento, al libro y a su encuadernación son de gran importancia a la hora de valorar y tomar medidas de conservación preventiva o, en su caso, decidir encargar la restauración de determinadas obras.

Todos estos conocimientos permiten definir un plan adecuado de conservación a nivel general en una institución que debe ser el documento clave para defender su puesta en práctica, con medios humanos y presupuesto razonable.

 

Comentarios