Curso 2022-2023. “La administración digital: conceptos, contexto, normas, métodos y prácticas”

Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas (ANABAD)

Capacitación arancelada

Modalidad: en línea

Organizado por:  Federación Española de Asociaciones de Profesionales de los Archivos, las Bibliotecas, los Centros de Documentación, de Información y de Interpretación, los Museos y los Yacimientos Arqueológicos (ANABAD FEDERACIÓN)

Comienzo: 30 de septiembre de 2022

Click aquí para dirigirse al sitio web

Más información:

Fundamentación: la irrupción de lo digital en todos los aspectos de nuestra vida, y por tanto también en el quehacer de las administraciones, no tiene una sola causa. Desde luego, el desarrollo tecnológico y la aparición de las llamadas tecnologías disruptivas han jugado un importante papel, al mostrar el modo en que se pueden ahorrar costes hasta niveles millonarios y simplificar procedimientos. A ello debe unirse el requerimiento de una mayor transparencia y de mejora de las interacciones con los ciudadanos, haciéndolas más cómodas para éstos. Juegan también un rol, como es natural, los nuevos hábitos sociales, gobernados por las tecnologías móviles y visuales y por el uso ubicuo de internet, que, confrontadas con la pesadez de las burocracias tradicionales, obligan a aligerar el funcionamiento de éstas. No pueden pasarse por alto realidades como las terribles crisis económicas iniciadas en el año 2008, la pandemia de Covid-19, la nueva crisis económica derivada de ella, o, de manera muy reciente, la guerra en pleno corazón de Europa; realidades que fuerzan a desviarse del camino para adoptar soluciones innovadoras o a intensificar el paso en rutas que ya se habían emprendido. La legislación no es ajena a todo esto: las nuevas fuentes de riqueza y de ahorro, la disrupción tecnológica, las nuevas exigencias de una sociedad móvil y siempre conectada, deben estar dotadas todas ellas de un marco regulador que la Unión Europea inició con firmeza hace varios años y al que se viene uniendo nuestro país, alineado con su entorno. Principios como los de “digital por defecto” o “solo una vez” ya no son una novedad, y su puesta en producción debe llegar, a corto plazo, a impregnar todo el funcionamiento de la sociedad. Las Agendas Digitales y los Planes de Recuperación o de Transformación no dejan lugar a dudas a este respecto.

La Archivística, o la Gestión Documental, no escapa a estas tendencias. El mensaje del Director de la Escola Superior d’Arxivística i Gestió de Documents (ESAGED) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ya proporciona algunas pistas. Así,

… la Archivística hoy está presente en todo tipo de organizaciones, ya sean públicas o privadas, sean cuales sean sus dimensiones o tipología de actividad y para documentos de cualquier tipo en cualquier soporte, en papel o electrónico.

La Archivística juega hoy un papel clave en las organizaciones en relación a la producción y gestión de la información y de los documentos que la sostienen, de modo que se hace imprescindible como instrumento que contribuye a la mejora de la eficiencia, el rendimiento de cuentas y la transparencia. Todo ello hace de la Archivística una especialidad que se proyecta tanto sobre el patrimonio documental como sobre la gestión de la información desde el mismo momento en que se genera.

Lejos de ser una disciplina que podría parecer estática, es necesariamente innovadora para dar respuesta a los retos de las organizaciones en la gestión de la información y la documentación, pero también para los que se plantean los archivos históricos en cuanto al tratamiento, difusión y comunicación de sus fondos.

Si vivimos inmersos en una sociedad de la información y si el negocio de la Archivística es precisamente la información, resulta evidente que conocer su entorno deviene imperativo para la disciplina, máxime cuando esta se encuentra presente en organizaciones públicas o privadas de toda naturaleza. Pero no solo su entorno tecnológico; como hemos dicho, este descansa y viene regulado por un marco normativo, al que la Archivística, con uno de sus anclajes en el mundo del Derecho, nunca ha sido ajena, y que de igual modo se debe conocer.

No obstante, y a pesar de sus íntimas conexiones, no es frecuente que los cursos ofrecidos desde el mundo de los archivos y la gestión documental aborden cuestiones como la ciberseguridad, la reutilización, la transparencia y la privacidad, o la desmaterialización de la información en datos, siendo, estas y otras, cuestiones que afectan inmediatamente a la profesión. Las fundamentales competencias técnicas no siempre dejan espacio para explorar el entorno, el contexto, los “alrededores” de tales competencias técnicas, siendo el caso que esos alrededores constituyen las restricciones de alcance tecnológicas y normativas para el ejercicio de aquellas.

Para trabajar en un entorno tan complejo a todos los niveles, se requiere ordenar las ideas – legislativas, tecnológicas, sociales, económicas, etc. – a partir de un hilo conductor. Ésta es precisamente la finalidad del presente curso, a lo largo del cual se realiza una batida por un conjunto de temas, probablemente no exhaustivos, pero todos ellos pertinentes al motivo central de la digitalización intensa de la administración. Ha parecido de sentido común que ese hilo conductor alrededor del cual se articulan los otros sea el del marco normativo, pues son sus prescripciones las reglas generales del juego a las que todas las demás dimensiones deben acomodarse, lo cual no significa que estas otras dimensiones no estén presentes, en un intento por proporcionar un conglomerado tan completo, entrelazado y práctico como resulte posible.

Por tanto, el curso tiene como finalidad encuadrar la teoría y la práctica de la Archivística o la Gestión Documental en el contexto normativo y tecnológico de un entorno digital por defecto y altamente regulado, que afecta a todas las profesiones, pero, de manera específica, a las profesiones de la información.

Es por este motivo por el que las materias más específicamente archivísticas o documentales – el documento, el expediente, el archivo – aparecen al final del curso: al abordarlas, el alumnado debe hacerlo con el equipaje de las materias previas, para contextualizar aquellas en el entorno en el que se están manifestando hoy en día.

Duración: Cuatrocientas (400 horas), equivalentes a diecisiete (17) créditos.

Matrícula y cuota: el curso tendrá un coste de matrícula de setecientos cincuenta (750) €. Estudiantes y desempleados que presenten la documentación que lo acredite el coste de la matricula será de 715,00 €. Para socios de ANABAD el coste de la matricula será de 675,00 €.

Se tendrá en cuenta como preferente, el orden de inscripción hasta completar la totalidad del número de alumnos.

Boletín de inscripción: https://www.anabad.org/boletin-de-inscripcion-para-cursos/

Para matricularse, mediante transferencia a la cuenta abierta en CaixaBank: ES83 2100 2598 1313 0019 9718

Se remitirá copia del recibo de la transferencia a: [email protected]

El día anterior a la fecha de comienzo del curso se enviará al alumnado los datos de acceso al Aula Virtual, una vez enviados no se devolverá el importe de la matrícula.
Certificación

Para el alumnado que supere el total de criterios de evaluación del curso se expedirá certificación por parte de la ESAGED y ANABAD.

 

 

Comentarios