Introducción al desarrollo de colecciones bibliotecarias

Colegio Colombiano de Bibliotecología (ASCOLBI)

Capacitación arancelada

Modalidad:  presencial

Organizado por:  Colegio Colombiano de Bibliotecología (ASCOLBI)

Comienzo: 17 de abril de 2020

Lugar:  Bogotá, Colombia

Click aquí para dirigirse al sitio web

Más información:

Una colección documental —entendiéndose por documento cualquier objeto que contenga, codifique y/o transfiera información, ya sea un libro o un mapa en una biblioteca, una cinta sonora o una carta manuscrita en un archivo, o una vasija o un tejido en un museo— representa el núcleo de cualquier institución de gestión de información, incluyendo las bibliotecas.

La existencia de esas colecciones puede resultar de procesos que quedan fuera de control (por ejemplo, donaciones), o bien responder a una política determinada y bien diseñada, que permita su creación, evolución, crecimiento y mantenimiento a lo largo del tiempo.

Para el desarrollo de una colección bibliotecaria se necesita reconocer las necesidades de información de los usuarios reales y potenciales de la misma, y conocer la tipología de documentos disponibles, tanto en general como relativos a las temáticas o a los campos de conocimiento de interés.

A partir de ese punto es preciso elaborar una política de colección, que contenga a su vez una política de adquisición, una de evaluación, y una de expurgo.

La política de adquisición debe incluir, entre otros elementos, criterios, procesos, herramientas y canales de selección, procedimientos de adquisición (compra, suscripción, donación, cesión), y herramientas de gestión de presupuesto (búsqueda de fondos, manejo de los mismos). Esta política garantiza la entrada de ítems a la colección y, por ende, su crecimiento y actualización.

La política de evaluación está compuesta, por un lado, por procesos que identifiquen la respuesta de los usuarios a la evolución de la colección en términos de uso. Y, por el otro, por acciones de valoración económica y de análisis de la pertinencia del contenido de la colección, a través de la implementación de instrumentos diseñados al efecto.

Finalmente, la política de expurgo incluye la limpieza y re-organización de la colección a través de procesos de descarte, archivado y donación.

Esta actividad proveerá a los participantes los elementos para el diseño y gestión continuada de una colección, tanto desde un punto de vista teórico como, sobre todo, desde una perspectiva práctica. Para ello incorporará la bibliografía más actualizada y un buen número de experiencias, recomendaciones, buenas prácticas, cuestiones problemáticas y lineamientos internacionales. La discusión y el debate sobre situaciones concretas complementarán los conceptos e ideas aprehendidos durante las clases.

Comentarios